Dime con qué viajas y te diré cómo eres - Mayorpiel
15799
post-template-default,single,single-post,postid-15799,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,qode-title-hidden,vss_responsive_adv,qode-theme-ver-11.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive
09 mochilas web pq

Dime con qué viajas y te diré cómo eres

Todos adoramos viajar, aunque cada uno lo hagamos a nuestra manera.

Algunos lo tomamos como forma de vida, algunos simplemente queremos escapar de la rutina y perdernos por parajes insospechados durante unos días.

Lo que tenemos en común es que llevamos siempre alguna pertenencia con nosotros, los que más y los que menos.

La cantidad de cosas que cojamos y el lugar donde las transportaremos dice mucho más de nosotros de lo que podamos imaginar…

 

Viajero con maleta 4×4

 

“Me voy solo tres días pero… ¿y si? ¿y si? ¿y si?”

Todos conocemos a esa persona tan previsora que aunque se vaya de viaje relativamente cerca, necesitará llevar TODAS sus pertenencias consigo y sí, recalcamos TODAS.

En cada una de las situaciones que se den al lo largo de su viaje necesitará tener algo distinto y, obviamente, ese “algo” viajará en su gran maleta.

¿Lo bueno de tener cerca a este tipo de viajero? Que todo lo que tu no lleves, y necesites, te lo podrá prestar.

 

Viajero con maleta más neceser

 

¿Quién no ha estado nunca ante el usual caso de “me cabe todo en la maleta pequeña pero, oh, espera, aun faltan las cosas de aseo”?

Digamos que nos encontramos ante un híbrido entre el viajero con maleta pequeña y el viaje con maleta 4×4.

Esa persona ordenada y minimalista, a la cual le gusta tener todo en su sitio y sin alteraciones.

¡El reto de este viajero será no perder ninguno de sus dos “acompañantes”!

 

Viajero con maleta pequeña (o muy pequeña)

 

Apta para pasar por la compañía más restringente del universo sin necesidad de facturar ni una sola pertenencia.

Si, de esas que, sin saber muy bien como lo ha hecho, su dueño la ha llenado con tres abrigos, cuatro pantalones, cinco jerseys y un par de zapatos.

Se trata de un experto de la organización -aunque no necesariamente amante del orden- capaz de ponerse tres chaquetas, si la situación lo requiriese, con tal de no llevar una maleta más grande.

 

Viajero con mochila

 

Quizás los conocidos como mochileros sean los viajeros más abundantes entre la juventud… ¡y no solo la juventud!

Cada vez más personas eligen la opción de echarse la mochila a la espalda y coger el primer tren o avión hacia cualquier destino.

¿Objetivo? Descubrir todo lo posible con un par de cosas indispensables como equipaje que no nos hagan perder el ritmo.

 

Viajero con riñonera

 

Se van muy lejos pero no, no necesitan nada. Quizás los billetes de viaje, algo de dinero o, si acaso, una pequeña cámara de fotos para capturar cada momento pero, eso sí, necesitan tenerlo muy a mano.

¿Dónde mejor que anudado a la cintura? En ningún sitio.

El viajero que lleva solamente su riñonera no se necesita más que a sí mismo y, la verdad, qué mejor que “nosotros” para vivir las aventuras que nuestro viaje nos deparará.

 

 

 

Y ahora que conoces a cada tipo de viajero… ¿con cuál te identificas?

No Comments

Post A Comment